8 razones para estar en un Coworking

como Wood Work

8 razones para estar en un Coworking

¿Trabajas en tu casa pero tienes muchas distracciones? ¿Te gustaría ahorrar los costes de mantener una oficina para ti solo? ¿Tienes que alquilar salas para recibir a tus clientes?

Si trabajas desde casa sabes los pros y  sobretodo contras de estas opción como: distracciones, pobre imagen profesional, soledad…En cambio si trabajas en una pequeña oficina sabes que los costes son demasiado altos para un solo profesional o una empresa de muy pocos trabajadores.

El coworking nació para mejorar las condiciones de trabajadores independientes o pequeñas empresas, de forma que comparten un mismo espacio de trabajo diversos profesionales. Tanto si eres un profesional independiente como si estás pensando en montar una pequeña startup, esta opción de trabajo puede ser muy interesante para ti.

Cada vez hay muchos más espacios preparados para este tipo de actividad que ofrecen soluciones muy interesantes con precios realmente ajustados. Además de las ventajas que explicaremos a continuación, hay espacios que ofrecen servicios adicionales como recepción de llamadas, asesoría profesional… que pueden ser muy interesantes.

También existen espacios individuales para usos puntuales

LA UNIÓN HACE LA FUERZA

Son muchas las bondades del coworking. A continuación las 8 que hemos encontrado más importantes:

  1. Permite ahorrar costes. este el aspecto más tenido en cuenta sobretodo ahora que el dinero escasea más de lo habitual. Los estudios cifran el ahorro del coworking en hasta un 60% de los costes fijos de mantener una oficina propia. En una suela cuota tienes tu parte de gastos en cuanto a alquiler, luz, mantenimiento… El ahorro es el principal atractivo del coworking respecto a una oficina para ti solo, pero además no supone un coste muy elevado si estás trabajando en tu casa. Desde 200-300 € puedes encontrar opciones muy interesantes.
  2. Mejora tu imagen profesional. Si tienes un trabajo que te exige reuniones con clientes o partners, seguramente recibirlos en tu casa no es una opción, y alquilar una sala para la ocasión resulta muy caro. Por lo tanto tener un espacio profesional donde celebrar tus reuniones te da ese plus de imagen profesional. Además puedes establecer la dirección del espacio como tu dirección de la empresa, con lo que también mejoras de pasar de una dirección particular a un espacio de oficinas.
  3. Ayuda a marcar horarios de trabajo. Los que trabajamos en casa o somos muy disciplinados o tendemos a mezclar ocio y trabajo de forma que a lo mejor estamos descansado a las 11 de la mañana y trabajando a las 12 de la noche. La flexibilidad que permite el hogar puede ser interesante para algunos, pero la disciplina de un horario bien definido te ayuda a garantizar los periodos de descanso y a tener una vida más ordenada, con lo que mejora tu calidad de vida. Siempre puedes acabar trabajando más al volver a casa…
  4. Elimina distracciones. Trabajando en casa la distracción sobrevuela en todo momento sobre tu cabeza. Es muy fácil ir un momento a la cocina a picar algo, ponerte a leer una revista, tener la cabeza ocupada con preocupaciones del hogar… Además si tienes hijos sabrás que es imposible trabajar cuando ellos quieren pelea. Trabajar en una oficina no es que elimine todas las distracciones, pero el entorno profesional invita a la concentración y evita muchas de las distracciones típicas de una casa.
  5. Mejora tu networking. En un espacio profesional plagado de otros profesionales independientes como tú o incluso pequeñas empresas es mucho más fácil hacer networking y conocer gente que en algún momento puede ser una figura clave como partner.
  6. Crea sinergias. Los profesionales que pueblan estos espacios de coworking suelen ser de sectores tecnológicos o creativos, por lo que puede ser que haciendo networking conozcas a alguien con el que puedas desarrollar un proyecto conjunto o que puedes subcontratar parte de tus proyecto o el de los suyos. En general se da un ambiente positivo para el intercambio de ideas.
  7. Permiten colaborar de forma más cómoda. Si trabajas en proyectos que requieran de más personas existe la opción de trabajar todos juntos en un mismo espacio de coworking. Es cierto que Internet ha eliminado muchísimas barreras para trabajar con gente de todo el mundo de forma online de manera que no sea necesaria una presencia física, pero muchas veces todo funciona mucho más fluido si los integrantes de un proyecto trabajan en un mismo espacio.
  8. Ayuda a manterte cuerdo. Trabajar de forma independiente en casa tienes sus ventajas pero un gran problema: es muy fácil aislarte del mundo exterior y verte absorvido por tu trabajo. Para este problema el coworking es una solución excepcional, ya que te obliga a salir de casa y a relacionarte con más personas en tu día a día.

Como hemos visto el coworking es una alternativa muy válida tanto a trabajar desde casa como a tener una oficina para ti solo. No es para todos ni deja de tener aspectos negativos pero todo lo positivo que conlleva como mínimo requiere de un profundo análisis para saber si se puede adaptar a nosotros.

¿Conoces otras ventajas o puntos negativos del coworking? ¿Quieres compartir tu experiencia de coworking con nosotros? Puedes dejar tu comentario a continuación.

Leave a Reply